informacion general de nursing mothers counsel

Nursing Mothers Counsel, Inc. es una organización voluntaria, no afiliada, sin fin lucrativo cuyo objectivo es ayudar a las madres a disfrutar de una relación feliz y relajada con sus bebés. Esto se obtiene dando información sobre amamantamiento y dándoles apoyo para evitar problemas y preocupaciones innecesarias. Esto se provee gratuitamente y sin obligación alguna.

¿cuáles son las filosofías de NMC?

Nosotros creemos que el método de alimentación que una madre elige es personal. Nosotros podemos proveer información y apoyo para ayudar en esta decisión. También es una elección individual qué tan seguido y qué tan pronto la madre deja a su bebé con otras personas. Creemos que trabajar y amamantar son compatibles. Pensamos que la relación entre paciente y médico es muy importante. Si es necesario, nosotros podemos ayudar con el intercambio de información entre paciente y médico. NMC fomenta el apoyo y el intercambio de información con profesionales de la salud y cada grupo local de NMC tiene un Consejo Médico Asesor con el que trabaja en forma estrecha.  

¿quiénes son las consejeras de NMC?

Nuestros miembros activos son madres que han amamantado a su bebé por lo menos por 6 meses y están familiarizadas con muchos de los aspectos del período de amamantamiento típico. Estas madres toman sesiones de orientación y entrenamiento de aproximadamente 18 horas de educación sobre amamantamiento y técnicas de consejo. A los miembros también se les requiere completar lecturas adicionales sobre amamantamiento y temas relacionados.

pañales mojados y movimientos del intestino…

Los bebés frecuentemente tienen movimientos del intestino mientras maman. Los primeros movimientos son verde oscuro y como alquitrán. Este es el meconio que se vacía de los intestinos en los primeros días después del nacimiento. A partir de entonces, los movimientos del intestino cambian a un color mostaza y la consistencia varía de líquida, a pastosa, a cuajada. Variaciones en la consistencia y el color son normales; la cantidad y la frecuencia pueden cambiar mucho después del nacimiento. Incluso, cuando el bebé está mamando desde el principio y bien, la cantidad normal de orina el primer día o dos es generalmente poca. La cantidad de orina debería aumentar gradualmente. Si algo la preocupa sobre la orina o la materia fecal de su bebé llame a su médico o a NMC.

posiciones para mamar

  • Encuentre un lugar cómodo
  • Ofrezca su pecho sosteniéndolo con cuatro dedos por debajo y el pulgar por encima, todos los dedos bien detrás de la areola.
  • Haga cosquillas en los labios del bebé con el pezón. Cuando el bebé abra la boca, rápidamente atráigalo hacia el pecho.
  • Tenga paciencia y siga tratando.
  • Sostenga a su bebé y manténgalo cerca de usted con el cuerpo y la cabeza bien alineados. Llame a NMC para obtener un folleto sobre las posiciones y más información.

la congestión

La congestión puede a veces incluir hinchazón extrema, endurecimiento, y puede también causar bultos dolorosos que se extienden hasta la axila. Si el bebé puede mamar con frecuencia, el problema se aliviará probablemente dentro de las 48 horas.   

Si usted está congestionada, puede ser difícil para el bebé prenderse al pecho en forma adequada. Si el bebé no puede agarrar el pecho debido al endurecimiento de la areola y/o debido al achatamiento del pezón, puede probar alguna o todas las sugerencias que siguen:

  • Calor húmedo se puede aplicar al seno antes de mamar para hacerlo más cómodo y ablandar la areola. Se pueden usar cualquiera de estos métodos:
  • Llene un recipiente con agua caliente e inclínese sobre él de modo que los pechos puedan sumergirse o enjuagarse en el agua. Si es necesario, después exprima los senos en forma manual o con una bomba.
  • Duchas calientes sobre la espalda de la madre son beneficiosas. Usted debe permitir que el agua caiga sobre sus hombros hacia sus pechos. El calor generalmente facilita el chorreo de la leche de modo que exprimir la areola se hace más fácil.
  • Exprima manualmente o con una bomba suficiente leche para que el pezón se vuelva más flexible. Una bomba de pecho es generalmente más fácil y menos dolorosa que exprimir a mano. • Usted puede necesitar limitar el tiempo del bebé en el primer pecho para asegurarse de que el bebé use el segundo.
  • Compresas frías alivian el dolor y reducen la inflamación y pueden usarse después de amamantar. Si la congestión es severa y estas medidas no sirven, llame al NMC.  

pezones adoloridos

Pezones adoloridos pueden ser el resultado de una posición inadecuada.

  • Es importante que el pezón y parte de la areola (de media a ¾ de pulgada) se ubiquen bien adentro de la boca del bebé. (Si la areola está dura, vea Congestión más arriba.)
  • El bebé debe mamar primero en el lado menos adolorido. • Comidas frecuentes y cortas son mejores que largas e infrecuentes. El bebé debe mantenerse en el pecho solamente si está chupando y tragando.
  • Cambiar ya sea la posición de la madre o del bebé le permitirán a las mandíbulas del bebé ejercer presión en otros lugares menos sensibles.
  • Para quitar el bebé del pecho la madre debe romper la succión ubicando un dedo en el rincón de la boca del bebé entre sus encías.
  • Enjuague o seque la saliva del bebé del pezón de la madre, exprima leche o calostro y aplíque al pezón para promover la curación y deje secar los pechos al aire por 15 a 20 minutos.

las cinco reglas más importantes de NMC para establecer una buena provisión de leche materna

1. Dar el pecho en forma frecuente—probablemente entre 8 a 12 veces cada 24 horas durante las primeras 2 semanas. La cantidad de leche que la madre produce está directamente relacionada con la cantidad de estimulación que sus pechos reciben.

2. Suficiente cantidad de líquidos—no es necesario forzarse a tomar líquidos, sin embargo, la madre que da el pecho necesita gran cantidad de líquidos. Ella puede deshidratarse fácilmente si se olvida de beber. La orina necesita ser de color pálido. Bebidas con cafeína deben evitarse ya que la cafeína actúa como un diurético y parte del líquido se pierde.

3. Suficiente descanso—es muy importante para una nueva madre descansar. Idealmente, durante las primeras semanas, ella debería dormir cuando el bebé duerme. Si esto no es posible, por lo menos ella debería recostarse varias veces durante el día.

4. Dieta balanceada y adecuada—una madre necesita una dieta nutritiva mientras amamanta, de la misma manera que lo hizo durante el embarazo. Debe procurar no saltear comidas.

5. Relajarse mientras da el pecho—el amamantamiento se mejora si la madre está cómoda y relajada. La tensión puede inhibir el reflejo de descarga de leche.

home baby