mantenimiento de producción de leche materna para un bebé prematuro ó enfermo

La mayoría de las madres no esperan tener un bebé prematuro ó enfermo y por eso no están preparadas para la experiencia de establecer ó mantener una producción de  leche para su bebé. Si su bebé es prematuro ó enfermo, la leche del pecho materno es una de las cosas más importantes que Ud. puede dar a su bebé. Este folleto está diseñado para ayudarle a continuar con la producción de leche hasta que Ud. y su bebé puedan establecer ó reestablecer una relación directa de amamantar.

Hay varias cosas que Ud. debe hacer para asegurar la producción adecuada de su leche. Lo primero es que Ud. necesita comer una dieta  muy balanceada, tomar una cantidad adecuada de líquido (por lo menos medio galon ó dos litros durante 24 horas), tener suficiente descanso y dar una estimulación frecuente a sus senos y pezónes. Los senos necesitan ser estimulados de seis a ocho veces al día ya sea con la mano ó con algún aparato mecánico que mime la accion del bebé tomando pecho. Para mantener una suficiente cantidad de leche se debe exprimir la leche de cada seno cada dos ó tres horas durante aproximadamente 10-15 minutos. Durante la noche puede tomar seis horas de descanso entre cada  extracción de leche. La cantidad de leche que Ud. extrae, no es tan importante como la frecuencia y la regularidad en que la exprime.

exprimir leche

Para exprimir la leche de sus senos se puede usar una bomba eléctrica como las que usan en los hospitales. Estas bombas eléctricas son muy efectivas para establecer y mantener la producción de leche. Existe un sistema de bomba que exprime los dos senos al mismo tiempo, y es recomendado en caso de tener bebés gemelos (cuates). Muchas madres producen más leche de la que sus bebés pueden tomar cuando usan la bomba eléctrica como la de marca Medela.

Se encuentran también varias clases de bombas manuales para exprimir los senos y son a precios moderados. Las exprimidoras que usan una bomba de caucho para crear la succión generalmente no son efectivas, ni son muy cómodas y pueden crear producción de bacteria en el interior de la bomba.

Lo mejor es usar una bomba de forma cilíndrica porque ese estilo es más Efectivó, más simple y fácil de limpiar y usar. Éste estílo de bomba se compone de dos tubos cilíndricos de plástico que se acomodan uno entre el otro. El pezón y la aureola del seno se coloca en el cilindro de adentro y cuando el otro cilindro se extiende, se produce una succión que extrae la leche. Las bombas manuales Medela usan un piston y es la única bomba manual con una acción fisiológica: tiene un movimiento de succión automático que se produce en cada manipulación creando un ciclo de exprimir-soltar-descansar mimando la acción del bebé cuando toma pecho.

Exprimir leche manualmente puede ser muy difícil y fatigante cuando las madres necesitan exprimir sus senos frecuentemente para establecer la producción de leche. Las madres que ya han tenido antes un bebé, tienen mucho más éxito exprimiendo su leche manualmente. 

Algunas cosas que pueden ayudarle cuando vaya a exprimir leche de sus senos, son las siguientes:

  • Paciencia y persistencia. Estas dos cosas son las más importantes para exprimir su leche y también para extraerla. Las primeras veces solamente va a obtener algunas gotas de leche pero la regularidad de la estimulación de sus senos, gradualmente va a aumentar la producción de leche.
  • Establesca un patrón. Es posible que la salida de la leche tome un poco de tiempo mientras el seno se ajusta al reflejo de dejar salir leche, al hacerse la manipulación artificial, pero no pierda la paciencia. Aplique humedad caliente a los senos, dese un baño ó ducha caliente, ó pongase sobre los senos toallas mojadas en agua caliente para estimular el reflejo de soltar la leche.
  • Dese masajes suaves en los senos. Éste masaje debe hacerse repetídamente con los dedos alrededor de sus senos, de manera circular. También, forme una copa con su mano encima de cada seno y suavemente, exprímalo hacia el pezón. Relajese para que el seno suelte la leche.
  • Haga ejercicios de relajación hacienda respiración profunda y contrayendo  los músculos y dejándolos relajar. Todo esto, y pensando acerca de su bebé, ayuda mucho en la extracción de leche. Mire algunas fotos del bebé, escuche grabaciones con sonidos que hace el bebé.

En algunos casos, Ud. tal vez necesita consultar con su doctor sobre el uso temporalde oxytocin, un espraii nasal que puede ayudar a estimular la salida de la leche. Cuando la leche de un seno disminuye, Ud. puede comenzar a sacar leche del otro seno, tomando turnos. Por ejemplo, exprima durante 7 minutos en cada lado, 4 minutos y luego 3 minutos.  

El color y la consistencia, lo mismo que la cantidad de leche materna, puede variar. Los factores que pueden afectar el color y la consistencia de la leche son: la hora del día cuando se exprimió la leche ó lo que Ud. haya comido reciéntemente. Las variaciones van entre un color pálido, transparente, ó más espeso, un poco  amarillento ó a veces de color verde. La primera leche que sale de sus senos (al comienzo de exprimirlos), es menos grasosa y de color más pálido que la que sale al final que es más grasosa y más cremosa.

Tenga encuenta que cualquier cosa que Ud. coma pasa a su bebé através de la leche materna. Cualquier medicina puede pasar en la leche a su bebé. Es importante que su doctor sepa que Ud. está dando de mamar a su bebé antes de que le ordene tomar una medicina. El doctor del bebé también debe de ser informado de cualquier medicina que Ud. tome aunque sea aspirina o laxantes.

Además de las medicinas, los efectos del licor, cafeína, y cigarrillos, también se pasan a su bebé por medio de la leche materna. Ud. debe evitar todo eso ó consultar con su doctor acerca de los efectos que esas substancias puedan causar a su bebé.

Cada vez que exprima leche de sus senos, use un recipiente diferente. No ponga leche nueva encima de la leche que Ud. haya congelado antes, especialmente durante el tiempo que su bebé este hospitalizado o enfermo. Primero enfríe la leche recién exprimida y luego añadelo a la botella de leche conjelada.

esterilizar bombas y botellas

Un bebé prematuro ó enfermo es muy delicado y vulnerable a infecciones. Debe tomarse todas clases de precauciones para no darle leche contaminada con bacteria. La leche materna no está contaminada cuando sale del seno pero, como precaución, tire un poco de la primera leche que sale para evitar contaminación con bacteria que pueda haber en la piel de sus senos ó en el pezón.

Antes de sacarse leche, lávese muy bien las manos. Use un cepillo para lavar las uñas y luego seque bien sus manos con una toalla limpia. No vaya a poner los dedos en el interior de las botellas esterilizadas ó en las tapas.

Se puede usar cualquier botella con tapa que ajuste. En la guardería del hospital le pueden dar botellas esterilizadas para poner su leche. Asegúrese de que el doctor de su bebé apruebe las botellas y sus métodos de esterilización.

Todas las bombas y sus partes que se pongan en contacto con la leche, deben de ser muy bien lavadas inmediatamente con jabón líquido y agua caliente. Deje secar todo al aire encima de una toalla limpia. El lavado inmediato de todo, es la clave para reducer el crecimiento de bacteria.

Una vez al día, todas las partes de la bomba y los chupones deben esterilizarse por uno de los siguientes métodos: 

  • 1. Cubra todo con agua en un recipiente y póngalo a hervir por 5 minutos. Para evitar que los biberónes se rompan, coloque una toalla pequeña en el fondo del recipiente. Después de 5 minutos, retire del fuego, cubra el recipiente y deje todo hasta que necesite usarlo. No deje hervir excesivamente las botellas y las partes de la bomba porque se produce un depósito blanco de calcio que puede crear un ambiente propicio para el crecimiento de bacteria.
  • Desinfecte en la máquina de lavar platos en el ciclo caliente lavado/secado.
  • Enjuague todo en una solución de 1% de sodio hidroclorido (se puede poner una cucharadita de Clorox en un galón de agua). No enjuague después. Deje secar al aire.

guardar, transportar y usar leche materna

Introduzca, por un momento, la botella de leche maternal recién exprimida en agua helada, enfriela y luego pongala en el congelador inmediamente.  Debe dejar al menos 2.5 cm. de espacio sin llenar y no tape las botellas muy apretadamente porque la leche se expande al congelarse. Para transportar la leche, llévela entre hielo ó bolsas recongeladas y entrégela lo más pronto posible. 

Para usar en la casa la leche previamente congelada, saque del congelador, afloje la tapa y ponga en un recipiente con agua tibia, ó saque la botella del congelador pero déjela en el refrigerador descongelarse poco a poco. Después de descongelarse, sacude suavemente la botella de leche para distribuir la crema. (No revuelva fuertemente porque se dañan las células de la leche.) No use el horno de microondas. La leche descongelada debe de usarse inmediamente ó mantenerse refrigerada por no más de 24 horas. La leche congelada puede guardarse por seis meses en el fondo de un congelador que mantenga una temperature constante de 0 F (-18C). Use un termómetro para cerciorarse que su congelador funciona bién. Nunca vuelva a congelar leche que ya ha sido descongelada. 

mientras que su recién nacido esté en el hospital

Es importante pasar el más tiempo posible con su bebé, darle el beneficio de sus caricias si Ud. puede alzarlo. Recuerde que cuando su bebé ya pueda ir a su casa, Ud. va a estar muy ocupada cuidándolo, así que no debe sobre-cansarse.

Cuando vaya a visitar a su bebé al hospital, váyase a casa suficientemente temprano de manera que pueda tener una buena noche de descanso cada vez que sea posible. 

Es posible que Ud. necesite a alguien que la cuide un poco. Eso es normal. En el pasado teníamos a nuestras mamás, hermanas ó tías etc. para ayudarnos y darnos ánimo. Hoy en día, esto no es posible muchas veces y nos sentimos solas. No se preocupe si tiene que pedir ayuda cuando la necesite. Busque una organización como un grupo de conserjería para madres que dan leche materna a sus hijos, para que reciba el apoyo y ánimo que necesite cuando se sienta deprimida. Es muy importante que trate de hablar con alguien si se siente muy sola porque con frecuencia simplemente expresando lo que nos pasa comenzamos a sentirnos mejor. Mantenga un buen contacto con las enfermeras y el doctor de su bebé. Dígales lo que siente acerca de amamantar a su bebé y lo que está haciendo para mantener una buena producción de leche. Infórmese de cuando pueda dar al bebé su leche ó el colostro. Si el bebé todavía no puede tomar su leche, su colostro puede administrársele por medio de un tubo. 

en la guarderia 

Cuando vaya a ver a su bebé, van a pedirle que use un delantal y si Ud. está enferma van además a pedirle que use una máscara y un protector de la cabeza. Ud. se sentirá más cómoda en un vestido de dos piezas que se pueda abrir más fácilmente si va a darle pecho a su bebe ó usar la maquina de exprimir en el hospital. Trate de usar sostenes y almohadillas especiales en el brasier para madres que dan pecho. 

Un bebé enfermo tal vez no tenga desarrollado el reflejo de chupar y posiblemente no pueda sacar mucha leche del seno ó nada a pesar de que trate. Aunque su bebé no pueda alimentarse directamente mamando del seno, es importante ponerlo para que aprenda a conocer su olor y a sentir su piel.  

la posición para mamar

La boca del bebé puede parecer pequeñita en comparacióncon el tamaño de su pezón. En el caso de dar de mamar a un bebé prematuro ó con problemas neurológicos, es importante que la madre ayude mucho a su bebé con la mano porque la mandíbula del bebé  debe mantenerse en buena posición y la quijada necesita apoyo. Con su mano, forme una copa debajo del seno y usando el dedo indice y el pulgar a cada lado de la cara de su bebé, mantenga una buena estabilidad de la cabeza del bebé. Asegúrese de que la cabeza del bebé no se vaya hacia atrás sino que se quede en la posición adecuada. Colocando varias almohadas debajo del bebé, ayuda sostenerlo. Cuando esté dando de mamar acostada ó sentada, el bebé debe tener la mandíbula y la quijada en perfecto apoyo. Si su bebé no quiere mamar a pesar de su ayuda, pellizque su pezón un poco para que se ponga erecto. Exprima un poco de leche para que el bebé sienta el sabor y el olor. Mueva la cabeza del bebé de manera que sus labios se froten contra el pezón. Cuando la boca esté bien abierta, introduzca el pezón tan adentro como sea posible. Con frecuencia el bebé no comienza a mamar hasta que sienta el pezón bien adentro de su boca.

No es raro que un recién nacido chupe una ó dos veces y luego pierda interés y se duerma. Para despertar a un bebé soñoliento, trate de hacerle cosquillas en los pies, hacerle masajes en la frente o en la espalda o en su quijada. A medida que el bebé crece y se pone fuerte, la acción de mamar va a mejorar y Ud. y su bebé van a sentirse más cómodos y contentos. Sin embargo, hay que tener paciencia para obtener buena práctica. Siga tratando. 

Una vez que el bebé haya terminado de comer, siga exprimiendo manualmente o con maquina sus senos para mantener una buena producción de leche. Su paciencia y persistencia van a ser su recompensa. Cuando su bebé se ponga más fuerte y su apetíto se mejore, la hora de mamar será más fácil y el bebé comerá más. Tal vez Ud. tenga que ofrecerle mucha ayuda inicialmente al bebé, pero no se desespere. Algunos bebés reciben su leche por medio de tubos ó de botellas, durante varias semanas, antes de recibirla  directamente de su seno. Mientras exprima frecuente y regularmente su leche, la producción va a aumentar y a mantenerse. 

home baby